Shoyna, la ciudad enterrada.

Shoyna, la ciudad enterrada. - Shoyna-aérea-300x181Normalmente, la guía del trotamundos recorre sitios paradisíacos o rincones curiosos y sorprendentes del planeta. En esta ocasión, nos detendremos en un lugar sorprendente y curioso, pero poco recomendable para pasar unas vacaciones de ensueño. Se trata de Shoyna, una ciudad fantasma emplazada en el norte de Rusia, en la península de Kanin, donde un río con el mismo nombre desemboca a orillas del Mar Blanco.

Shoyna fue una vez una ciudad llena de vida, con más de 1.500 habitantes.  Fundada en 1930 por una familia de pescadores, no tardó en crecer debido a la abundancia de pesca que se generaba entre el río y el mar. La pequeña granja pesquera no tardó en convertirse en una población que vivía en torno a una flota pesquera con más de setenta embarcaciones.Shoyna, la ciudad enterrada. - shoyna_barcos-300x205

Sin embargo, el uso desmedido de la pesca de arrastre acabó destruyendo el ecosistema marítimo, diezmando las capturas y la actividad pesquera, y lo que es peor, removiendo la arena del fondo submarino que no tardó en ser arrastrada por la corriente hasta la orilla, generando grandes bancales que se esparcieron con el viento y que terminaron por tragarse la colonia casi por completo.

Shoyna, la ciudad enterrada. - shoyna_faro-300x231En la actualidad, apenas viven 300 personas en Shoyna, gracias a las ayudas y prestaciones sociales, puesto que ya no pueden desempeñar su trabajo. Los barcos yacen semienterrados y podridos en lo que, décadas atrás, fue la orilla del puerto pesquero. La ciudad se encuentra prácticamente sepultada por la arena, mostrando un aspecto desolador. El faro construido en 1960, que aún ilumina las orillas de la costa, es el vestigio de lo que fue un día la ciudad marinera.

Post Comment