Buenos Aires… ¿Pasarás sin ver a Gardel actuando en la Calle Corrientes…?

Texto: Marco Cela.

Estamos a 34º 36′ de latitud sur y 58º 26′ de longitud oeste…

Los que pasamos por Buenos Aires y tenemos más de 40 años, sabemos que ser lo máximo en algo es: ser Gardel. Eso: lo máximo, lo que no se puede encontrar en otro lado, lo indiscutible es, en suma, Gardel.

Nadie canta como Gardel, nadie tiene su pinta, nadie sonrí­e mejor ni siquiera Perón- nadie canta mejor, incluso hoy Gardel -que murió hace la tira de años- al proyectarse alguna de sus pelí­culas o escucharse alguna de sus grabaciones, provoca hoy- el comentario dogmatizado: cada dí­a canta mejor. Gardel:

Es lo máximo.

Por eso, cumpliendo nuestro sagrado deber de trotamundos, no podemos dejar de avisarles que, en Buenos Aires, no dejen de ver a Gardel, no pueden perdérselo pibes… tendrán cosa buena para contar a los nietos: “¡Lo vimos…! Vimos actuar en la Calle Corrientes- a Roberto Carnaghi, el Gardel de la escena argentina hoy, sin dudarlo”.Buenos Aires... ¿Pasarás sin ver a Gardel actuando en la Calle Corrientes...? - 140207_bsascarnaghi

Carnaghi acaba de estrenar (el 25 de enero del 2007) La Jaula de las locas (La Cage Aux Folles) recreando a Albin Za zá- ya mí­tico personaje de esta comedia convertida en clásico universal.

Carnaghi viene de recibir el ACE de oro 2006, máximo galardón del espectáculo -el Oscar Argentino- por su interpretación en “La irresistible ascensión de Arturo Ui de Bertolt Brecht, y por la misma época encarnó a un escalofriante personaje de la represión argentina en uno de los programas mas vistos en televisión el pasado año y ahora, comienza el 2007 con Za zá.

Carnaghi, hoy por hoy, es el Gardel de la escena argentina.

Además podrán comprobar en directo los efectos de uno de los fenómenos mas discutidos en este momento en occidente: los inmigrantes. Verán cómo máxima figura de la escena argentina a un hijo de italianos. Excelente inversión para Argentina que los dejó bajar de los barcos.

Y para guinda: actúa en un teatro de la mí­tica Calle Corrientes, el Metropolitan 1, por si tienen dudas de estar en el centro de Buenos Aires y el obelisco no les basta, avisamos que pueden llegar al teatro en veintisiete 27- lí­neas diferentes de colectivos (un hí­brido de camión y bus urbano, para todos los que gustan de las emociones fuertes) y tres lí­neas de metro (subte). En pleno corazón argentino.

Y… ya que están en la Calle Corrientes, por qué no cenar, después de la función en Lalo de Buenos Aires (c/Montevideo 357) y pedir, por ejemplo: entraña sobre cama de puerros, un corte de carne vacuna que difí­cilmente sepan que comen en Europa, en hamburguesas o todo lo que se elabora con carne picada, pero ahí­, en Buenos Aires tienen la posibilidad de probar el diafragma vacuno (o entraña) en su mejor presentación, y ya que estamos, pedir una ensalada de radicheta con ajo y de primero: chinchulines, pero eso sí­, pí­danlos bien hechos, crocantes… (¿y qué tal un panqueque de manzana de postre?)

Y… a cinco minutos encontrán la Librerí­a Hernández (c/Corrientes 1436), y en ella a libreros como los de antes, libreros que son voraces lectores según se autodefinen- sabiendo qué es lo que hay y lo que tú quieres… y si ellos no lo tienen te indican dónde conseguirlo… una gozada (incluso por los precios) para aquellos que encontramos placer comprando libros. (Buenos Aires tiene un circuito de librerí­as atendidas por libreros de raza).

Y disfrutar un café en La Paz (Corrientes y Montevideo) punto de reunión de los que fueron llamados psico-bolches. Este café lamentablemente ha sido “modernizado” quéjense con firmeza al mozo (camarero) de mayor edad por esa modernización- por esa forma de matar la memoria, y quizá tocado en su orgullo- les cuente sobre sus clientes históricos.

Y repasando La Jaula de Las Locas, no dejarán de sonreí­r, mientras ven que la noche nunca acaba sobre la Calle Corrientes, en Buenos Aires, y rematarán el café afirmando: “Qué actuación la de Carnaghi… ¡es Gardel!”. Lo máximo.

One Comment - Escribir un comentario

  1. Muy buenas las recomendaciones, aún para los que vivimos en Baires. Voy a ir a lo de LAlo y pediré exactamente lo que recomindan.
    Felicitaciones, Hiro Nakamura

Post Comment