La imposibilidad de comunicarse en Banja Luka

De todos los lugares que he visitado en mi vida, donde con más diferencia me sentí­ totalmente incapacitado para mantener una conversación por mínima y trivial que fuera, fue en Banja Luka, capital de la República Serbia de Bosnia. Aclarar antes que nada que eso de que Bosnia es un país es una bella declaración de intenciones, una especie de caramelo que se tragan en la ONU y quieren que nos traguemos los demás. La triste realidad es muy diferente, y un simple paseo por la ex-república yugoslava lo demuestra a las claras. Aunque Bosnia tiene un estatus de federación, dividida en la República Serbia (srpska dicen ellos) y la federación croato-musulmana, lo cierto es que la relación entre ellos es mínima. Las únicas zonas del paí­s donde verás ondear banderas bosnias es en las zonas de mayorí­a musulmana: los territorios de mayoría serbia y croata,La imposibilidad de comunicarse en Banja Luka - 010307_banjaluka respectivamente, ondean banderas serbias y croatas, respectivamente (bis). Dentro del mismo paí­s, por ejemplo, hay dos compañí­as de correos, y los sellos que valen en Sarajevo no son válidos en Banja Luka, aún siendo el mismo paí­s en el papel.

Banja Luka es una ciudad sin mayor atractivo más que unas ruinas nada espectaculares. Pero no olvidaré nunca mi visita a esa ciudad (que antes de la guerra contaba con un 65% de población serbia, que misteriosamente aumentó a un 95% con el avance del conflicto) puesto que a pesar de su aspecto de ciudad normal con gente normal, nunca me sentí más bicho raro en mi vida. El número de turistas es irrisorio. Caminando por las ruinas me crucé con una japonesa y ambos nos miramos con cara de ¡no puede ser! ¡otro turista!. Ella rompió el hielo y me preguntó “are you a tourist?”. Maiko fue la única persona con la que pude hablar. Nadie, nadie, repito: nadie, nadie a quien quise preguntar donde dormir supo entenderme; ni inglés, ni francés, ni italiano. Me acerqué a un hotel 5 Estrellas con la esperanza de que ahí­, sin duda, alguien hablaría inglés y me sabrí­an decir dónde alojarme. Pero no fue el caso. Me acabé rindiendo y dormí­ en mi coche, en un aparcamiento junto a las ruinas. A la mañana siguiente gritos y ruidos de toda clase me despertaron: ese aparcamiento era la sede del mercado público de los sábados. Y sí­, lo adivinan: era sábado. Todavía no sé cómo me las arreglé para sacar mi Volkswagen (Nota del editor: este comentario no está financiado por la marca en cuestión y es responsabilidad exclusiva de su autor) Passat (de segunda mano y del 92, qué se creí­an).

“¿Qué clase de página de viajeros recomendaría un lugar donde ni saben si hay dónde dormir, donde no hay cosas atractivas que ver y donde encima no entenderás lo que la gente te dice?”. Sí­, sólo una página original y única. La que estaís leyendo: www.guiadeltrotamundos.es, donde cada artí­culo es una sorpresa (o la obra de un desvergonzado, según prefieran).

Mi experiencia en Banja Luka (pronunciado banyaluka) es de las más impactantes que recuerdo, aunque no tenga fotos espectaculares ni recuerdos tí­picamente turísticos que contarles. Por eso mismo les hablo de ella. Por eso mismo se las recomiendo. Los que tengan espí­ritu aventurero me entenderán.

7 Comments - Escribir un comentario

  1. Vale, Mirko, ¿no serás croata? Porque si no, no me explico tu artículo.

    Yo he estado viviendo en Banja Luka por motivos de trabajo, entre mayo-octubre de 1999, y mi experiencia fue totalmente opuesta a la tuya. No te digo más que en 2001 volví de vacaciones.

    Hice muy buenos amigos (serbios, claro) y los meses que pasé allí fueron estupendos. Es gente muy amable y hospitalaria, y muchos hablan inglés.

    No me extiendo porque está claro que tu artículo es tendencioso.

  2. No, soy de origen montenegrino, pero para mí esos países no existen: yo sigo hablando de Yugoslavia cuando de mi corazón se trata. ¡Sorpresa, sorpresa! ¿Dónde quedó Mirko el croata? 🙂

    Claro Gus, si vos fuiste por trabajo, te habrá recibido gente que hablaba inglés o castellano, y así fuiste conociendo otros que te presentaron. ¿O estudiaste srpski antes de ir? Llegar de turista es otro asunto…

    He releido el artículo y no veo qué dije de malo para que sea “tendencioso”. Lo del porcentaje de serbios lo pudiste comprobar tú mismo, y en ningún lado digo que sea culpa de los serbios, fue culpa de una guerra fraticida alentada por facistas internos (Izetbegovic, Milosevic, Tudjman) y externos (los gobiernos de EEUU y la UE fundamentalmente).

    No dudo que hicieras buenas amigos, yo también los habría hecho de conseguir comunicarme. Estuve sólo una noche allí, a lo mejor tuve mala suerte con el idioma. Pero para mí -y el último párrafo lo deja claro- que no hablaran otro idioma que el suyo es una anécdota, casi una ventja, nunca una crítica. Yo recuerdo con mucho cariño a Banja Luka, especialmente el ajedrez gigante de la plaza, y a pesar de sentirme más solo que Bush en un congreso de intelectuales 🙂

    Dovidjenja!

  3. Hola soy una valenciana me encanta viajar estudio trabajo social y soy tecnico en integración social.Me encantaria conocer a gente que le guste viajar porqu en estos momentos estoy un poco sola he dejado una relación de 5años y me reclui en él para todo.Estoy en un momento que solo quiero viajar para olvidarme de todo ademas es mi único aliciente.He viajado a europa muchas veces londres e Irlanda(por motivos de estudio)Praga,turquia,Marruecos, tunez y me gustaria conocer a gente que tenga las misma inquietudes que yo.Si alguien puede ayudarme porfavor se lo agradeceria mucho besitos y gracias a todos

  4. ¡Hola Pilar! A mi también me fascina viajar, y da la casualidad que ahora mismo estoy en Sarajevo por trabajo unos meses. Lo cierto es que la ciudad es preciosa, su gente es encantadora y hacen por intentar comprenderte (yo en inglés), aparte de que puedes comer de maravillas y a unos precios increíbles. La gente aquí lo ha pasado tremendamente mal durante la guerra, pero son unas personas con un carácter tenaz y luchador. Si tienes la oportunidad de visitar Sarajevo, lo comprobarás personalmente y, si continúo aquí cuando vengas me avisas y te sirvo de guía. Un cordial saludo.

  5. HOLA PILAR, me encanta viajar y siempre que puedo lo hago, si quieres nos escribimos y hablamos de viajes.
    salut, jordi

  6. mirco ¿estas seguro que tu “ingles” no lo has aprendido en alguna aldea montañosa de montenegro!?
    yo he estado alli y lo recomendo a todos.excepto republica srpska,tambien recomendo que vayan a serbia(que es otro pais)y como no a su capital belgrado!
    bonita,divertida,buena gente(y hablan todo tipo de idiomas!)

Post Comment