Amsterdam

Amsterdam nada tiene que ver con otras ciudades europeas. Se trata de una ciudad que no tiene enormes ni imponentes monumentos que ofrecer a sus visitantes; su gran atractivo son, sin duda, sus canales.

A pesar de que no cuenta con una amplia oferta de monumentos históricos, sí cuenta con un gran patrimonio cultural; un patrimonio cultural que, a pesar de que es diferente, nada tiene que envidiar a ninguna otra ciudad europea. Amsterdam es de las  ciudades que más a la vanguardia están en materia de cultura, arte y espectáculos. La oferta cultural de la ciudad es interesantísima y muy rica de manera contínua.
El Museo de Van Gogh o La Casa de Ana Frank son algunos de los museos más visitados de la ciudad -recomendadísimos ambos-.

Amsterdam - amsterdam_-300x200

Más de 70 kilómetros de canales recorren e invaden la ciudad y, como consecuencia, son más de 1000 los puentes con los que cuenta Amsterdam. Pero no sólo los canales y los puentes suponen un gran atractivo, también sus casas flotantes; la ciudad cuenta con más de 2500 casas flotantes. Casas flotantes que crean una estampa muy singular y con un encanto realmente especial. Dar un paseo por la ciudad y disfrutar de esa espectacular estampa que no tiene desperdicio alguno.

En lo que a su cara más nocturna se refiere, Amsterdam es una de las ciudades más interesantes -en todos los sentidos- que se pueden visitar. Quizá este sea el motivo por el que la mayor parte del turismo de la ciudad es un turismo muy joven; y ello es algo que se hace aún más evidente cuando cae el sol.

Inevitablemente, otro de sus grandes atractivos turísticos son sus Coffee Shops, en los que la venta de marihuana y hachís es una práctica legal.

Post Comment