El anfiteatro de Thysdrus

Thysdrus como tal ya no existe, ya que se trata de una antiquísima ciudad de origen púnico, pero todavía puedes visitar El Djem (Túnez) y, lo que es mejor, el imponente anfiteatro romano que hay en la localidad.

Si el Coliseo te tiene enamorado, cosa de la que nadie puede dudar, entonces no puedes ignorar la existencia de otro anfiteatro que no tiene nada que envidiarle en cuanto a tamaño: el anfiteatro Thyrdrus. Éste fue mandado a construir por el emperador Maximino en el año 238 y es el cuarto más grande del mundo con capacidad para 30-40.000 mil espectadores, si aun se vendieran entradas.

Se conserva bastante bien, pese al expolio que empezó a sufrir sobre el siglo XVII, cuando se reutilizaron elementos de su fachada. Todavía se pueden ver en las entradas de la planta baja los nombres de los barrios a los que desembocaba cada salida para que no hubiera conglomeraciones cuando se abandonara el lugar. Con todo pronóstico, dentro de sus paredes se efectuaron combates de gladiadores, bestias y otras representaciones.

El anfiteatro de Thysdrus - anfiteatro-el-djem-51-300x198

¿Lo conocías? Ahora ya te puedes anotar otro lugar más al que ir de visita porque, desde luego, este monumento lo merece.

Post Comment