Si vas a París, no te olvides de visitar a Victor Noir

Victor Noir está muerto. Fue un periodista antibonapartista que trabajaba en el diario “La Marseillaise” y tuvo una acalorada discusión con un familiar del emperador que culminó con su vida. Lo más triste es que ocurrió en la víspera de sus bodas. ¿Y por qué habría que ir a visitarle?

Si bien es cierto que Victor Noir está bien muerto y enterrado, el verdadero atractivo reside en su tumba. El escultor francés Amédée-Jules Dalou decidió, en un alarde de inspiración, capturar la esencia de Victor – que era bastante atractivo- y lo inmortalizó en la sensual estatua que podemos apreciar.

Si vas a París, no te olvides de visitar a Victor Noir - victor_noir

Y otra cosa que apreciamos porque reluce es su entrepierna. No sabemos muy bien por qué el escultor se animó a marcar un momento feliz en sus partes pudendas, pero el caso es que corre el rumor de que las mujeres que la acaricien, la froten o incluso la besen, serán fértiles y podrán tener hijos. Otra versión del rumor asegura que la mujer que lo haga se casará. Sea como sea, ¡cualquier excusa es buena para manosear a Victor Noir!

Si te decides a aumentar tu suerte raspando esa bragueta tan llamativa, pásate por el cementerio de Père Lachaise, en París.

 

Post Comment