Lugares que no pertenecen a ningún país

Todos hemos oído hablar alguna vez de la existencia de aguas internacionales, ya sea porque lo mencionan en algún capítulo de Los Simpson o porque aparece el término en el noticiario, pero, ¿sabes si hay alguna parte terrestre que no esté bajo la jurisdicción de algún país? Yo sí puedo decirte dos lugares.

Uno de ellos, además, lo vimos hace poco en uno de los artículos pasados: la Antártica (recordad, la parte del Polo Sur), aunque no entera. Casi toda ha sido reclamada por varios países, pero hay una zona en la Antártica Occidental llamada Marie Byrd que no pertenece a ninguna nación. La extensión es grande, ya que el lugar apátrida ronda los  1.610.000 km². Esto se debe a olvidos burocráticos. Varias expediciones han llegado hasta esa zona y, como era la costumbre del siglo pasado -una costumbre que jamás se va a perder porque la mantendremos si llegamos a colonizar otros planetas-, se la adjudicaban al país cuyos exploradores la habían pisado por primera vez o clavado la bandera pertinente.

Lugares que no pertenecen a ningún país - 1-s2.0-S0169555X04002582-gr11

El siguiente lugar sin nación lo encontramos, sorprendentemente, entre Egipto y Sudán. La Antártica, al fin y al cabo, tiene un interés anecdótico, y más su lado occidental, tan alejado de todo, pero, ¿y el cacho este entre estos dos países al que nos referiremos como el triángulo de Bir Tawil, aunque no es exactamente un triángulo. Este sitio se quedó sin país que lo reclamara como propio por los múltiples cambios de frontera que ha habido por la zona. Como ha ocurrido con la Antártica, a alguien se le olvidó anexarlo al territorio de la nación.

Así que ya sabéis, trotamundos, por increíble que parezca, hay lugares en la Tierra que, a día de hoy, no pertenecen a nadie.

Post Comment