Un hotel entre el agua y el subsuelo

Para nuestro hotel raro de hoy tenemos que viajar hasta China, pero, desde luego, merece la pena, pues el hotel está entre el agua y el subsuelo como ya dice el título. ¿Que no te lo crees? Pues pasa y míralo.

El hotel se llama Songjiang, es de cinco estrellas (aunque esto ya lo sospechábamos) y lo encontramos cerca de Shanghai. El arquitecto responsable de esta belleza de acero y cristal es Martin Jochman del estudio Atkins, estudio que también se encargó del hotel Buró Al Arab de Dubái, otro complejo magnífico.

No obstante, Songjiang, que es el que nos ocupa, ha aprovechado muy bien un accidente geográfico como una cantera hundida para su construcción y Jochman ha cuidado todos los detalles. De esta manera, el hotel en sí, el edificio, parece una cascada. Este efecto se acentúa porque, atención, parte del hotel está sumergido en la desembocadura de un río, que, como veis, se puede apreciar fácilmente en la imagen.

Un hotel entre el agua y el subsuelo - songjiang_hotel11

Podemos enorgullecernos, además, al comentar que el hotel es completamente sostenible porque aprovecha distintas fuentes de energía natural, además de no absorber un calor excesivo que se genera a través del sol por disponer de cubiertas verdes en la zona superior donde ese calor se reparte de forma más o menos natural. Como vemos, pues, el impacto medioambiental es mínimo. No sé hasta cuánto tiempo se respetará esto, pero sea lo que sea, es bienvenido.

Añadimos el hotel de Songjiang a nuestra lista de hoteles curiosos porque es el perfecto paradigma de cómo diseño y sostenibilidad se han de conjugar, además de que eso de ofrecer habitaciones sumergidas es raro, un poco intimidante y decididamente atractivo. Las vistas pueden ser al acuario, a la cascada o a la cantera interior. Que sí, el edificio mola mucho.

Hay 400 habitaciones. ¿Cuándo vas a reservar la tuya?

Post Comment