Consejos para comprar en Murano

Pocos recuerdos pueden igualar la belleza, la artesanía y la singularidad del cristal de Murano de Italia, ¿verdad? Los trotamundos lo sabemos y también sabemos que es la mejor cristalería del mundo que el dinero puede comprar. No es de extrañar ver a decenas de turistas tomar un “vaporetto” para cruzarse de Venecia a la isla de Murano en busca de ese tesoro que quieren llevarse a casa, pero para hacer una buena compra hay que tener unos consejos en cuenta. ¡Sigue leyendo cómo comprar cristal en Murano!

1. Sentimientos fuera

Consejos para comprar en Murano - Murano-glass-duck-s21Esto es así. Vas a gastar dinero y cuando hay dinero de por medio, es mejor quitar los sentimientos de la ecuación y apostar por el realismo. Piensa en el presupuesto que puedes permitirte, pero ya no solo económicamente, sino sino de tiempo y energía. Sé realista y calcula qué es lo que te vas a llevar a casa. El cristal no se empaca bien y es un objeto muy delicado. Además, la mayoría de los turistas llevan la compra encima para evitar robos o roturas. Es un gran compromiso. Recuerda este punto porque es importante: en resumidas cuentas, se trata de pensar con objetividad y concreción en vez de dejarse llevar por el primer impulso. Parece absurdo recordarlo, pero cuando estés en Murano comprenderás lo útil que resulta este consejo.

2. Sigue caminando

Verás, estás en Italia e Italia tiene la particularidad del regateo. No te quedes con el primer trato bueno que te ofrezcan: sigue caminando, echa un vistazo a las demás posibilidades, explora las ofertas de los otros vendedores. Suele pasar que uno cierra un trato más o menos favorable, da una vuelta y se encuentra con la misma pieza a la mitad tan solo a doscientos metros del puesto en el que gastó el dinero. Mientras más te metas en la isla, mejores ofertas encontrarás.

3. Haz preguntas

La primera pregunta que debes hacer sí o sí es: ¿ha sido hecho en Murano? Otra cosa que parece ridícula, pero que la experiencia enseña que no lo es en absoluto. Si el vendedor es honesto, que es lo que vamos a asumir, la respuesta podría ser negativa y esto no es para enfadarse, sino para agradecer. Pregunta cómo se hizo, pregunta acerca de los colores, pregunta por el artista… Esto hará más difícil que se produzca un engaño, aunque se sale de toda duda si se pide un certificado de autenticidad que es la validación clave de lo que el vendedor diga o explique. Preguntarle qué más tiene puede abrir la puerta a unas ofertas que no están de cara al público.

Consejos para comprar en Murano - fotos-venecia-murano-fabrica-vidrio-0011

4. El regateo

En Italia el regateo es muy, muy común. Si te dan una cifra de entrada, no estás obligado a pagar esa cifra. Tienes que hacer un tira y afloja con el vendedor para que te haga el descuento que creas oportuno. Una de las mejores estrategias es señalar un defecto en la pieza o compincharte con tu pareja o tu amigo para “recordar” que el otro vendedor de más allá te lo dejaba más barato.

5. No te dejes presionar por el tiempo

Ir en ferry hasta Murano significa estar supeditado a unos horarios estrictos que no puedes romper y esto genera presión: se te inyecta en la cabeza la idea de que TIENES que comprar antes de volverte, de que no vas a encontrar nunca una oferta similar, que jamás volverás a ver el cristal en tu color favorito, que… Error. Créeme que lo harás, encontrarás una pieza más bonita y será cincuenta euros más barata. No caigas en la trampa del tiempo y compra con cabeza.

Post Comment