Sark, la isla feudal de Europa

Sark, la isla feudal de Europa  - sark-isla-2-300x197

 

 

 

 

 

¿Imaginan un lugar donde todavía, en pleno siglo veintiuno existiera el régimen feudal? Si, ese formado por un Señor, sus vasallos y sus siervos. Pues existe, y se encuentra en Europa, concretamente en la Isla de Sark, un pequeño islote situado en el Canal de la Mancha,  al noroeste de Francia, aunque pertenecen a Gran Bretaña.

Se trata de un pequeño pedazo de tierra de aproximadamente cinco kilómetros cuadrados, dividido en dos partes, la Gran Sark, en el norte, y la Pequeña Sark, al sur. Ambas se unen por un estrecho pasillo de tierra protegido por barandillas, de tres metros de anchura.

En la isla de Sark no hay impuestos de sucesión, ni  IRPF, IVA o cualquier otro tipo de impuesto, por lo que es un buen paraíso para empresarios, el único problema es que los alquileres y el precio de viviendas y locales es muy elevado.

Como en todo régimen feudal, Sark cuenta con su señor. El actual se llama John Michael Beaumont y tiene 80 años. Sus normas y privilegios arrancan desde 1565, según un dictado de la reina Isabel I de Inglaterra. Los terratenientes o feudos del Beaumont son los descendientes de las cuarenta familias que acompañaron al primer señor de Sark a colonizar la isla. Todos ellos, más otros doce representantes elegidos por los vecinos de la Isla, forman el parlamento o Chief Pleas. En la actualidad son solo 16 los Tenats o terratenientes del Consejo, constituido por 28 miembros.

Desde el cielo Sark es un islote verde, dividido en trozos de tierra parcelada, en el que apenas habitan 500 personas que se mueven en carretas, bicicletas o caballos, ya que el uso de vehículos de motor está prohibido, excepto para algunos los tractores.

Las calles no están asfaltadas, y sus calles carecen de alumbrado eléctrico, pero la isla, duplica el número de sus moradores durante el periodo vacacional, cuando los turistas acuden a Sark para huir del estrés de las ciudades y refugiarse en su paraje agreste, tranquilo, anquilosado en otra época. Dicen que por las noches, la visión del cielo estrellado es un espectáculo sin parangón, ya que la falta de iluminación ayuda a visualizar multitud de estrellas y constelaciones.

Sark, la isla feudal de Europa  - sark-isla-8-300x224

Un buen sitio para desconectar, para quien pueda permitírselo.

Post Comment