Sibiu, ciudad sajona en Transilvania

Sibiu, ciudad sajona en Transilvania - sibiu-4-300x199Sibiu es una de las ciudades más importantes de la región de Transilvania, en la zona centro de Rumanía, y también una de las más bonitas.

La historia de Sibiu de remonta a la época romana, cuando era conocida como Caedonia, pero no se sabe nada de esa época, pues sus primeros documentos históricos arrancan en el 1191, cuando era conocida como Cibinum. En esta época, la zona es repoblada por la tribu germana de los sajones, quienes se asientan en Sibiu convirtiéndola en un importante enclave comercial. Su desarrollo se basó en la actividad gremial, llegando a congregarse los diferentes artesanos en diecinueve grupos durante la Edad Media y hasta en cuarenta en el siglo XVIII.

La presencia de colonos alemanes en la región de Transilvania llegó a ser muy importante y Sibiu llegó a convertirse en su capital durante los siglos XVII y XVIII y en uno de los centros culturales más importantes de la región, siendo sede de la Universitas Saxorum, Asamblea de Sajones de Transilvania. Pasó a formar parte del Imperio Austrohúngaro hasta que es disuelto con la I Guerra Mundial, y es entonces cuando Transilvania se une definitivamente a Rumanía.

Sibiu es una ciudad que disfrutó de un crecimiento económico y cultural sin precedentes. La riqueza alcanzada por los gremios y su actividad comercial tendrá por consecuencia la construcción de edificios portentosos y de fortificaciones para protegerlos que contaban con casi cuarenta torres defensivas, bastiones y una suerte de murallas en anillos concéntricos unidos entre sí mediante túneles.

El casco antiguo de la ciudad está dividido en dos áreas: La Ciudad Alta, que era la zona comercial y de la población más adinerada, donde se encuentran los edificios de mayor interés histórico;  y la Ciudad baja, la industrial, donde residía la clase media – baja, en la que se disponen casas de colores confinadas por las murallas y el río Cibin.

Sibiu, ciudad sajona en Transilvania - sibiu-8-300x207

Sibiu cuenta con varias plazas como la Plaza Grande, donde se encuentra el Palacio Brukenthal, sede del Museo Nacional y la Torre del Consejo; la Plaza de los Orfebres; la Plaza Pequeña, con el Puente de los Mentirosos; o la Plaza Huet, con la Iglesia Evangélica del siglo XIV. Los edificios de su centro histórico son de estilo alemán, con doble planta y tejado a dos aguas.

Sibiu fue declarada Capital de la Cultura Europea en el año 2007, junto a Luxemburgo.

Post Comment