Jajce, ciudad histórica entre cascadas

Jajce, ciudad histórica entre cascadas - jajce-bosnia-2-300x247

Jajce es un pequeño y fascinante pueblo de Bosnia y Herzegovina, que es capital de la municipalidad de Jajce, la cual  cuenta con 62 Localidades.

Situado en la confluencia de los ríos Pliva y Vrbas, cuenta con la particularidad de estar recorrido por el río Pliva, que desemboca en el Vrbas,  formando una espectacular cascada de 20 metros en pleno corazón de la ciudad.

La zona está además rodeada de lagos salpicados por pequeños molinos de gran riqueza etnográfica, que convierten el lugar en un paraíso para pescadores y amantes de diversas actividades deportivas.

El primer documento escrito sobre la ciudad data del año 1396. Su nombre, que significa huevo, hace alusión a una roca con forma ovoide donde se construye la fortaleza medieval. Esta se sitúa en la parte superior de la ciudad, que aún conserva  parte de su muralla, la torre -conocida como Medvjed Kula o Torre del Oso  y las puertas de acceso de ésta.

Jajce, ciudad histórica entre cascadas - jajce-bosnia-11-217x300El interior es un entramado de calles empedradas y edificios realizados en piedra que conforman una especie de pirámide en la que sobresalen torres, cúpulas, minaretes y restos de construcciones defensivas.

En el interior de Jajce pueden localizarse más de veinte monumentos legados de una historia protagonizada por grandes imperios  como el romano, el otomano, o el austro-húngaro. El más antiguo de todos pertenece al siglo IV, y es uno de los más antiguos de todo el país, descubierto en 1930. Se trata del templo del Dios Mitra, una vieja deidad indo-Iraní, cuyo culto fue traído desde Asia Menor por soldados romanos. De esta época se ha encontrado una antigua necrópolis.

Del periodo en el que  la ciudad fue corte de los reyes de Bosnia, se conserva la fortaleza, la torre medieval de la iglesia de San Lucas, de la que solo quedan algunas ruinas y una iglesia – catacumba que fue mausoleo del último de sus reyes Hrvoje Vukčić, y su familia.

Del imperio otomano, Siglos XVI al XIX, numerosas Mezquitas – como la Mezquita Dizdar o mezquita de las Mujeres-, la torre del reloj y el los restos de un Hamman o baño.

Desde los finales del siglo XIX, Jajce estuvo regida por el Imperio Austrohúngaro. De este periodo es claro ejemplo la iglesia ortodoxa de Santa María Madre de Dios.

Durante la II Guerra Mundial fue sede del Consejo Antifascista y del encuentro para la configuración de Yugoslavia. En relación a este hecho puede del visitarse el Museo de la Segunda Sesión del Ejército de Liberación Nacional de Yugoslavia.

La guerra de entre Serbia y Bosnia, entre los años 1992 a 1995 ha dejado visibles secuelas en edificios hoy en día abandonados.

Jajce, emplazada en un impresionante paraje rodeado por  frondosos bosques y montanas, es una ciudad llena de historia que merece la pena incluir en nuestra guía de viajes.

Post Comment