Sub-Bioesfera 2, la ciudad submarina

Sub-Bioesfera 2, la ciudad submarina - Sub-Biosfere-300x168
Entusiasmado con la idea de vivir bajo el agua desde que sugestionaran su infancia los trabajos de Jacques Cousteau y el investigacdpr submarino Ian Koblick, el diseñador británico Phil Pauley ha concebido una ciudad subterránea autosuficiente, en la que un centenar de personas podría habitar sin necesitar nada proveniente del mundo exterior.
Sub-Bioesfera

Su nombre es Sub-Bioesfera 2 y ha sido concebida como base para investigadores, estudiosos de la vida oceánica y turistas.

Sub-Bioesfera está ideada como una estructura compuesta por un espacio esférico de 120 metros de diámetro y ocho esferas o biomas secundarios unidos al anterior, configurando un conjunto de 340 metros de diámetro. Cada una de las esferas tendría unas funciones y recreará unas condiciones climáticas de la tierra diferentes: los fríos polares, las zonas templadas y las de altas temperaturas. Además, llevará integrados sistemas para suministrar, purificar y gestionar el aire, los alimentos, el agua potable y la electricidad. Desde el gran bioma central, se controlaría todo el soporte vital de la estructura.

Sub-Bioesfera 2, la ciudad submarina - Su-biosfera-2-300x168
Sub-Bioesfera

Sub-Bioesfera 2 flotaría sumergida en al 50 por ciento, pero podría sumergirse en el momento en que las condiciones climáticas del exterior fueran peligrosas o desfavorables para todo el conjunto, que debería ubicarse en un área oceánica protegida.

Esta futurista urbe submarina está basada en el proyecto Biosfera 2, una gigantesca estructura hermética fabricada en Arizona entre los años 80 y 90 para reproducir ecosistemas autosuficientes en futuras colonias espaciales, basándose en el reciclado de los recursos que se encuentran en su interior.

Ambos proyectos nacen con la intención de presentar soluciones a posibles desastres o catástrofes naturales que pusieran en peligro la existencia humana, animal y vegetal, puesto que también serviría como el principal banco mundial de semillas.

Por el momento, es solo un proyecto que busca financiación pero, tal vez dentro de unos años, podamos planear nuestro propio viaje a la vida submarina.

 

Post Comment