El Chand Baori de Rajastán

El Chand Baori de Rajastán - Aljibe-Chand-300x195Chand Baori es un megalómano ejemplo de ingeniería civil y una de las construcciones más sorprendentes de la India, ubicada en la localidad de Abhaneri, a 95 kilómetros de Jaipur, en el estado de Rajastán.

Se trata de un gigantesco aljibe escalonado de más de 20 metros de profundidad, jalonados en 13 niveles, que cuenta con un total de 3.500 escalones.

Este espectacular aljibe fue construido en el siglo IX. Se trata de un pozo con forma de pirámide invertida que servía como gran depósito de agua.

La región de Rajastán, flanqueada en su parte occidental por el desierto de Thar, cuenta con serios problemas para que el agua se estanque de forma natural debido, a la naturaleza de sus suelos, además, tiene un periodo monzónico de junio a septiembre. Por este motivo, es habitual la construcción de aljibes desde el siglo VI d. C.

El Chand Baori de Rajastán - Escalones-Chand-Baori-300x200El Chand Baori fue mandado construir por el rey Chanda de la dinastía Nikumbha y está consagrado a Hashat Mata, diosa de la alegría, cuyo templo se encuentra justamente enfrente.

El cono cuadrangular de Chand Baoli es uno de los más grandes del mundo y se encuentra rodeado por escaleras en tres de sus lados. Éstas se disponen de manera que van conformando una composición geométrica, recreando en cada flanco un relieve tridimensional de puntas de sierra.

El Chand Baori de Rajastán - Santuario-Chand-Baori-300x200En otro lado, se superponen una serie de edificaciones y pabellones de carácter religioso, templos con nichos para tallas e imágenes de divinidades que en su día, estuvieron policromados, y espacios destinados a servir como residencia real. En esta parte, el gran aljibe está preparado para recoger el agua y verterlo al interior del depósito.

El lugar es frecuentado por la gente que busca refrescarse durante las horas de más calor, ya que la zona profunda de la construcción es bastante fresca. En la India, los Aljibes no solamente eran obras de ingeniería, sino que servían como santuarios para orar, bañarse y practicar meditación.

Post Comment

¡Ediciones Letra Grande hace literatura para todos!