Los acantilados de Bandiagara

Los acantilados de Bandiagara - Dogones-300x225Los acantilados de Bandiagara son una falla geológica que se abre paso en el sur de Mali, en la meseta del Sahel, cerca de la frontera con Burkina Faso.

Allí, protegidos del calor de la sabana y del ataque de tribus enemigas, la tribu pigmea de los Telem, como hacen los abejarucos, excavó sus casas en la arcillosa pared del acantilado, donde vivieron durante cientos de años, hasta que en el siglo XV, llegaron los dogones huyendo de las tribus árabes que intentaban convertirlos al islam. Los acantilados de Bandiagara - Bandingara-300x192

En un principio, los pequeños “hombres pájaro” y los dogones convivieron pacíficamente, pero se piensa que debido a la incompatibilidad de formas de vida, los telem abandonaron el lugar.

Hoy en día, el pueblo dogón habita el acantilado, donde sus construcciones de arcilla, se mimetizan con las paredes de la brecha, haciéndolas prácticamente imperceptibles. Así han sobrevivido durante siglos, manteniendo sus costumbres y sus creencias animistas.

Los acantilados de Bandiagara - Viviendas-dogon-300x200Las viviendas de barro, cuentan con puntiagudos tejados de paja y también tienen género, puesto que hay edificaciones de hombre y de mujeres, como los graneros, las casas de la mujer para la menstruación o las ‘togu na’ de los hombres.

Los acantilados de Bandiagara - Togu-na-300x247Los dogón practican la poligamia y otros rituales como la circuncisión o la ablación genital. La religión animista convive en la actualidad con la musulmana y el cristianismo, por lo que no es raro encontrar mezquitas entre sus construcciones.

Los dogones son conocidos por su relación con la estrella Sirio y la presunta visita al poblado de seres extraterrestres.

Post Comment