El Valle de los Desvelados, un inquietante paraje en Navarra

El Valle de los Desvelados, un inquietante paraje en Navarra - mg_45341-300x200El Valle de los Desvelados es obra del artista Luis García Vidal. Está situado en una finca de su propiedad, a un par de kilómetros del municipio de Estella.

Este curioso espacio está lleno de simbolismo; es una obra de denuncia, de vida y de muerte. Un trágico accidente sufrido por su hermano, fallecido a los 59 años, marcará el destino de su creación artística.                                                        El Valle de los Desvelados, un inquietante paraje en Navarra - tumblr_n88lx82hFj1to4rjro1_1280-300x225

A principios de los 70, García Vidal comienza a construir sus primeras esculturas al aire libre. Utiliza materiales como piedras, mallas metálicas y ramas de zumaques. Son obras de tamaño colosal, perfectamente integradas con la naturaleza. Precisamente, ésta interviene en la propia evolución de la obra, unas veces permitiendo que se conserve, otras modificando su diseño.

El Valle de los Desvelados, un inquietante paraje en Navarra - p4Las piezas son colosales y representan las esculturas de calaveras más grandes de Europa, únicas por su fúnebre tipología. Con ellas, García Vidal hace un llamamiento al clásico “Carpe Diem” y al “Tempus Fugit”. El artista quiere representar con naturalidad  lo que escondemos bajo la piel. Sus obras, al igual que la osamenta humana, van siendo consumidas por la tierra.

El Valle de los Desvelados,  pese a estar recogido en el inventario de recursos turísticos de la comarca de Estella, ninguna autoridad se ha preocupado seriamente por promocionar este espacio escultórico.

El Valle de los Desvelados, un inquietante paraje en Navarra - pegarlogo-300x225

Los coches y las referencias al peligro de la carretera son otra constante en el Valle de los Desvelados. Vidal, que sentía recelo por los vehículos y los accidentes de tráfico, invita a recapacitar sobre la prudencia al volante.

Lamentablemente, la naturaleza no es la única que interviene en el deterioro de sus piezas. Decenas de visitantes sin escrúpulos ni respeto han destrozado durante años las esculturas de Vidal. Éste se dedicó pacientemente a reconstruirlas durante los últimos años de su vida, que acabó, precisamente, entre sus inquietantes creaciones.

Post Comment