Abanico de colores en Holanda

Abanico de colores en Holanda - hortus-botanicus-4-225x300Hoy dedicamos un espacio a mencionar lo hermosos que se ven los coloridos campos de tulipanes en Holanda, a pesar de que esta frase introductoria aparente ser tan extremadamente cursi. Acercarnos a este país en plena primavera y poder alquilar una avioneta para asombrarse desde el cielo de tal gama de colores puede ser un privilegio y un gustazo para quien pueda permitírselo. Millones de flores se exportarán a otros países, sobretodo de la región que va desde Ámsterdam a la Haya, pero la niña bonita que destaca sobre ellas es el famoso tulipán. Además es el mejor recuerdo que uno se puede llevar, pues se pueden comprar bolsitas con bulbos para plantar en casa o en el jardín a la vuelta.

Además, los amantes e las flores encontrarán aquí un paraíso donde se celebran gran cantidad de festivales, como el Rozenfestival de Lottum con sus rosas, o el de Keukenhof, cerca de la ciudad de Lisse, cuyo protagonista principal es nuestro querido tulipán. Además en Ámsterdam podemos disfrutar de uno de los jardines botánicos más importantes de todo el mundo: el Hortus Botanicus, con sus más de 800 especies de plantas de todo el mundo, siendo también de los más antiguos. En 1638 fue creado como jardín que albergaba todo tipo de plantas con fines medicinales. Fue a través de la Compañía Holandesa de las Indias Orientales que se trajeron tan gran variedad de especímenes, que actualmente se pueden visitar por un módico precio de 6 euros. Incluso posee un gigantesco invernadero para diferentes palmeras y otro tipo de plantas de clima tropical. En 1987 por desgracia estuvo a punto de cerrar, por problemas económicos. Al estar dirigido por una organización sin ánimo de lucro, los holandeses tuvieron una gran oportunidad de demostrar su sensibilidad hacia el medio ambiente y su país, y contribuyeron de tal forma que todavía podemos disfrutar de este precioso jardín. Un ejemplo de savoir-faire.

 

Post Comment