Las minas de Naica

Las minas de Naica - naica-1-300x199Las minas de Naica son un lugar reamente sorprendente. Se encuentran en la localidad de Naica, en el estado de Chihuahua, México. Se trata de una maravilla geológica hallada en una mina que es de las más importantes productoras de plomo, zinc, yeso y plata del país.

Las minas de Naica - naica-8-300x168En el año 1910 se descubre la primera cueva, conocida como La Cueva de las Espadas, un corredor de 87 metros cubierto de cristales, alguno de los cuales llegaba a medir hasta dos metros.
Sin embargo, es durante los trabajos de extracción en el año 2000 cuando, accidentalmente, se descubrieron el resto de las cuevas, en las que enormes cristales de selenita asombraron a operarios y geólogos de todo el mundo. Se conocen con el nombre de Ojo de la Reina, La cueva de las velas y La cueva de los cristales. Esta última se trataba de una sala llena de formaciones de yeso transparente, algunas de las cuales superan los 10 metros de altura y el metro de grosor. La temperatura en su interior es insoportable, alcanzando los 65 grados y con una humedad del 100 %. El Ojo de la Reina es una cavidad cerrada llena de cristales, unos transparentes y otros traslúcidos, y la Cueva de las Velas,Las minas de Naica - cueva-de-las-velas-3-300x225 la más grande y sin duda la más extraña, con temperaturas de 45 grados, donde las formaciones de aspecto lechoso están cubiertas de pequeños cristales que parecen escarcha, formados durante un proceso de evaporación.
Las minas de Naica - naica-2-300x200Al parecer las cuevas estuvieron siempre cubiertas por agua de alta temperatura, ya que existe un punto volcánico debajo de Naica que ha sido la fuente principal de calor y de emisión de los metales y minerales que recubren la mina, entre ellos el azufre, que fue disolviendo la caliza de las paredes, liberando el calcio con el que se han formado las columnas de selenio al cristalizar con la penetración de agua fría y rica en oxígeno procedente de los filtrados naturales.
El resultado es un impresionante museo natural que parece salido de una novela de Julio Verne.

Post Comment