HVAR, la isla perfumada del Adriático

HVAR, la isla perfumada del Adriático - Ulrich-Prokop-Herbst-300x204
By Foter

Hvar es una isla de Croacia que se sitúa en el mar Adriático, ocupando un área de 297 km2 cercada por un litoral de playas de arenas blancas y aguas cristalinas de color turquesa. Tiene 68 km de longitud y algo más de 11.000 habitantes.

HVAR, la isla perfumada del Adriático - hvar-4-300x199
By Foter

La isla comienza a tener cierta hegemonía durante la época griega, cuando es fundada por los helenos en el S. IV a. C. y llamada Pharos. La cultura griega ha dejado como testigo de su presencia en la isla la división de los campos agrícolas de Stari Grad, reconocidos por la Unesco como Patrimonio de la Humanidad. Casi dos siglos después, la ciudad fue invadida por los romanos y más tarde por el Imperio Bizantino, hasta que tras sucesivas luchas con los imperios de occidente durante la Edad Media, en el S.XV la República de Venecia se adueña de Hvar, convirtiéndola en una importante base naval. Éste hecho será decisivo en lo que a la estética de Hvart respecta, ya que muchos de sus edificios, las plazas y otros emplazamientos están diseñados al estilo de la ciudad italiana, de hecho, la decoración de algunos de sus templos pertenecen a reconocidos artistas venecianos.
Actualmente, la isla se ha convertido en un lugar de moda para celebrities y personas con alto poder adquisitivo, por lo que no es difícil encontrar grandes yates amarrados en el puerto de la ciudad.
Sorprenden de Hvar sus calles de piedra y sus edificios de caliza tallada. En la plaza principal encontramos la Catedral de San Esteban, del S.XVI y construida al estilo renacentista veneciano, al igual que La Torre del Reloj, La Logia y el Palacio Hektorovic. También hay otros edificios singulares entre los que podemos señalar el Convento de los Franciscanos, el Teatro Antiguo y La Fortaleza Española, en la cuya edificación intervinieron ingenieros españoles.
Otra particularidad de Hvar es la de contar con una importante actividad económica dedicada a la producción de lavanda, por lo que gran parte de la isla la conforman campos enteros de lavanda y romero, que hacen que la primavera de la isla sea la más perfumada de toda la Dalmacia. De hecho, a Hvar también se la conoce como la Isla Lavanda.

Post Comment